Partido Obrero Revolucionario

 

A los oprimidos y explotados las elecciones y sus resultados no les importan.

 


NO HAY ILUSIÓN ALGUNA EN QUE LAS ELECCIONES SEAN EL CAMINO PARA SOLUCIONAR SUS PROBLEMAS.

 

Las encuestas sobre la intención de voto en las elecciones del 20 de octubre hay que tomarlas con cautela porque, según las preferencias políticas de los medios se pueden manipular según su conveniencia.


Sin embargo, regularmente se han venido publicando encuestas en diversos medios de comunicación que son coincidentes a grandes rasgos.


Evo y Mesa aparecen como los más votados con alrededor del 30% de intención de voto cada uno. 


Le siguen los “indecisos” según unas o los que votarán “por ninguno”, en otras. Esta opción de voto es del orden de 20%.


No sabemos si estas encuestas cubren también el érea rural o si sólo son muestras en las ciudades.


En una reciente encuesta publicada en Página 7, observamos (ver figura), que la votación por Mesa decae en tanto que el voto “por ninguno” sube y el voto por Evo se mantiene estable.


Esta caída del voto por Mesa no va a Evo, va a “por ninguno”. Es una expresión de la cada vez mayor decepción de amplios sectores de la clase media empobrecida frente a todos los politiqueros. 


Mesa es un neoliberal reaccionario que no tiene nada que ofrecer y cuya política, en caso de ser gobierno no será sustancialmente diferente a la del M.A.S. que es en esencia tan entreguista, antiobrera y corrupta como el gobierno de Sanchez de Lozada del que era vicepresidente Mesa.

 
Lo que decimos se corrobora con el resultado de otra última encuesta también publicada por Página 7, en la que el 72% de los encuestados creen que en las elecciones habrá fraude y un 52% cree que Evo va a ganar. Se entiende que con fraude.


Bueno, si ese es el criterio generalizado por la experiencia de cómo el gobierno se hizo la burla de los resultados del 21F y la forma grosera como, ya sin ningún recato, controla al Tribunal Electoral, ¿por qué no se rebelan en defensa del respeto a las normas de la “democracia” como la derecha opositora y las capas altas de la pequeña-burguesía reclaman? 


La respuesta es: porque han perdido las ilusiones en la democracia burguesa y todas sus expresiones políticas, que no resuelven nada.


En lo profundo de la conciencia de los explotados va nadurando la rebelión contra la incapaz clase dominante y todos sus gobiernos. Hace falta que emerja en el escenario de la lucha de clases la clase obrera con su propio programa para que el descontento y el repudio de las masas explote con fuerza revolucionaria arrolladora para sepultar la farsa democrático-burguesa y el orden social burgués..