Partido Obrero Revolucionario - Santa Cruz

den 30 november kl. 05:24 · 

Abajo la repostulación vitalicia de Evo!!!

 

Una prueba más de que la democracia burguesa representativa en Bolivia es una farsa que sólo beneficia a los sirvientes de empresarios criollos y trasnacionales

Habrá DEMOCRACIA para las mayorías cuando la clase obrera tenga el poder de decisión sobre las tierras, las industrias y los bancos y nos gobernemos por medio de asambleas populares.

Mientras distintos sectores como los médicos, universitarios de la UPEA, gremialistas y otros se movilizan por sus demandas puntuales y son reprimidos, Evo anuncia su repostulación con el cinismo y soberbia propio de los tiranos mediocres que han creado toda una camarilla a su alrededor para beneficiarse del Estado Burgués. Pero esto no sería posible sin el aval de los grandes empresarios y trasnacionales que no han dicho nada de lo sucedido. Todos ellos ahora saben que la camarilla gobernante de Evo y compañía no buscaba el comunismo y que tienen asegurada su gran inversión privada.

La oposición de la vieja derecha se rasga las vestiduras porque considera que murió la democracia burguesa y la clase media reproduce a coro este discurso. Pero la democracia burguesa nunca existió, fue siempre una farsa impuesta desde finales de los 70 del siglo pasado para frenar el avance político de la clase obrera que buscaba tomar el poder para construir un Estado Obrero verdaderamente socialista y dar pie a la verdadera democracia, aquella donde las mayorías decidan por medio de asambleas populares. Este remedo de democracia sólo ha servido a unos cuantos politiqueros vendepatrias y ha estado plagada de corrupción y represión, acompañada de cientos de muertes, arrestos, persecuciones, falta de independencia de poderes, etc. Ahora a la farsa democrática se le cae también la figura de la alternabilidad en el poder, del cambio de gobernante para administrar el Estado Burgués. Pero también se le cae otra figura caricaturesca aún más importante, el voto, porque resulta que Evo no respetó los resultados del referéndum del 21 de febrero.

Los trabajadores debemos manifestar nuestro repudio saliendo a las calles a protestar, planteando que la democracia burguesa fue y será una farsa, que los obreros conoceremos la democracia para las mayorías cuando tengamos poder de decisión sobre las tierras, las industrias y los bancos, cuando éstas pasen a manos de los trabajadores y nos beneficie. Mientras esto no suceda esa farsa democrática sólo beneficiará a un puñado de grandes empresarios criollos, trasnacionales y sus gobiernos de turno serviles sean estos masistas, emenerristas, autonomistas, etc.

Este 3 de diciembre la clase obrera también demostrará su repudio a Evo y sus procesos electorales fraudulentos votando nulo o absteniéndose en las elecciones judiciales, puesto que se trata de otra impostura, ya que la justicia burguesa está hecha para defender los intereses de los grandes empresarios privados no importando quien sea el Juez de turno. Será la acción directa, la lucha, por encima de los procesos judiciales, la que hará respetar nuestros derechos, la que imponga con las armas en la mano, una nueva sociedad donde las industrias y las tierras pasen a manos del pueblo boliviano y se conformen tribunales populares para juzgar a todos los explotadores y gobernantes corruptos de cuellos blanco que han sangrado a los obreros durante decenios, incluyendo a Evo y su pandilla y a todos los que robaron, reprimieron y asesinaron al pueblo durante los 35 años de farsa democrática (ADN, MIR, MNR,UCS, etc.).