Bolivia no redujo pobreza moderada




11/03/2019 - 06:55:44

 

El Diario.- Dos estudios recientes realizados por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) revelan que la pobreza moderada no disminuyó en Bolivia desde el año 2016.

Por un lado, Cepal asegura que el país que menos redujo la pobreza moderada en la región es Bolivia, apenas 0,1 puntos porcentuales entre 2016 y 2017, y la extrema pobreza, en la misma etapa, solo 0,3 puntos.

Según demuestra análisis de FAO, la pobreza extrema ni moderada no redujeron y Bolivia lidera el mapa del hambre, con 19,8% de la población subalimentada.

De acuerdo al estudio “La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo”, Bolivia junto a Nicaragua (16,2 %) y Guatemala (15,8 %) encabezan los países con inseguridad alimentaria de la región, con factores comunes como la gran cantidad de población rural e indígena y la vulnerabilidad a los efectos climáticos. Sin embargo, según explicó el oficial de Seguridad Alimentaria de la FAO, Ricardo Rapallo a BBC Mundo, el hambre en Bolivia disminuyó de un 30,3 % a un 19,8 %, según publicó un matutino de Cochabamba.

El Gobierno desvirtúa esos datos y muestra lo logrado en 13 años de gestión de Evo Morales. La diferencia que existe entre los conceptos de pobreza es que en la moderada una persona puede satisfacer algunas de las necesidades básicas, en cambio en la pobreza extrema no se complace ninguna, ya que se vive en indigencia o en la calle.

En el primer grupo, el individuo puede percibir un salario que sirva para pagar un servicio básico; sin embargo, no le alcanza para satisfacer sus necesidades alimentarias.

Los datos de la Cepal revelan que en 2015 el indicador de pobreza se situaba en un 35 %, al año siguiente en un 35,3 % y en 2017 alcanzó una tasa del 35,2 %. Eso significa una disminución de solo el 0,1 %. Según los datos del Gobierno, en 2015 la pobreza moderada en Bolivia se situaba en un 38,6 %, un año después en 39,5 % y en 2017 se registró una tasa de 36,4 %.
Es decir, que hay una reducción del 3,1 por ciento entre 2016 y 2017.

Bolivia además ha atravesado por desastres naturales y tiene una población carente de servicios básicos o con dificultad en su acceso. Otros países de la región, como Argentina, tiene el 3, 8 % de subalimentación, o Chile que se ubica con el 3,3 %.
En tanto en el mundo, se pasó de 804 millones de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) en 2016 a unos 821 millones en 2017.