Cada día que Macri sigue en el gobierno se profundiza la crisis

 

 

Partido Obrero Revolucionario

 

¡Que el rechazo en las urnas se exprese en las calles para echarlo YA!

 

Estamos frente a un gobierno derrumbado. Su continuidad es un peligro por el daño que hace a la economía cada día que pasa. No se puede esperar, cruzados de brazos, 4 meses. ¡Hay que pararle la mano ya mismo!

 

La consecuencia de esta derrota de Macri, representante directo del capital financiero, es la profundización de la crisis económica que se vive. La devaluación del peso traerá aparejado una masiva remarcación de precios. Y también se fugarán miles de millones de dólares de las reservas. Se seguirá rifando el país.

 

Es urgente adoptar medidas para evitar un desastre mayor. Las CGT y CTAs deben convocar al paro general para exigir las siguientes medidas:

 

1-Congelamiento de precios y tarifas. Impedir que se sigan trasladando las devaluaciones a los precios de los productos y las tarifas.

 

2-Impedir el desabastecimiento de los productos esenciales.

 

3-Impedir que salga un dólar más del país. Basta de especulación y fuga de capitales.

 

4--Desconocimiento de la deuda externa y las deudas en bonos que están destrozando la economía.

 

5-Ajuste general de salarios y jubilaciones.

 

6-Nacionalización de toda la banca y el comercio exterior.

 

El rechazo que se expresó en las urnas debe ganar las calles. El Gobierno está totalmente incapacitado para continuar. ¡Macri no debe seguir un día más! Esa es la cuestión y no cómo se prepara la campaña electoral hacia octubre.

 

Fernández-Fernández derrotaron a Macri por un margen muy amplio que seguramente no podrá ser revertido. Dos terceras partes de la población votaron contra Macri y su gobierno. El oficialismo sólo consiguió el 33% de los votos.

 

El voto a la fórmula peronista fue la herramienta para castigar al macrismo, expresando un profundo rechazo a su política. Existen fuertes ilusiones en que ellos harán un gobierno que empiece a resolver la crisis. Pero remarcamos que el único camino para derrotar la política de ajuste del FMI es la acción directa de masas.

 

No estamos frente a un triunfo popular, porque quienes han triunfado son defensores de la gran propiedad, respetuosos de la deuda externa. Más del 90% de los votos han ido a candidatos defensores del capitalismo.

 

No podemos esperar a que asuma un nuevo gobierno* dentro de 4 meses. Macri ya no podía gobernar, era sostenido artificialmente por el FMI que dictaba toda su política. Ahora estamos ante una virtual disolución del gobierno, que ya no tiene ninguna autoridad.

 

*Rechazamos toda medida que asegure la gobernabilidad* de Macri hasta diciembre. La actitud pasiva de los ganadores de la elección y la dirigencia sindical será responsable por dejar que avance el deterioro de la economía. El voto popular es contundente, no quiere más estas políticas de entrega, contra los trabajadores, de endeudamiento y ajuste permanente.

 

¡Basta de sometimiento al FMI y los “mercados”!

 

Debemos paralizar el país por tiempo indeterminado para lograr que estos tipos se vayan inmediatamente. La voluntad popular de salir a la lucha está viva, como se ha demostrado con el último paro general y movilizaciones multitudinarias de los últimos meses.

 

13-08-2019