Para aliviar colapso de servicios

 

 

CNS recurre a clínicas privadas

 

 

La limitada capacidad de camas no abastece la alta afluencia de pacientes en el Hospital Obrero. Existe una sobredemanda diaria de 40 casos, mientras que al momento se tiene acumulado 120 casos

 

La falta de infraestructura hospitalaria, la carencia de personal médico y paramédico han generado problemas de difícil solución en las unidades de emergencia de la Caja Nacional de Salud (CNS). Esta situación ocurre –al menos–en tres departamentos del país, frente a la recurrente dificultad la entidad aseguradora se vio obligada a comprar servicios de clínicas privadas para descongestionar los servicios.

 

Por ejemplo, la capacidad de atención en la Unidad de Emergencias del Hospital Obrero es de 32 camas. El gerente de la Caja Nacional de Salud (CNS), Juan Carlos Meneses, detalló que en el Hospital Obrero Nº 1 de la ciudad se registra una sobredemanda diaria de 40 pacientes, sin embargo, actualmente se tiene acumulados 120 pacientes a quienes se les ofrece atención médica según la capacidad del equipo médico.

 

SERVICIOS

 

En la sede de Gobierno se comprarán servicios de –al menos– diez establecimientos de salud privados de los hospitales, San Gabriel, Metodista, Cotahuma, Los Pinos, Cies, Nuestra Señora de La Paz y Clínica del Sur, en las especialidades de Medicina Interna, Terapia Intensiva y Oncología, informó Meneses.

 

Sostuvo que de esa forma se aliviará las atenciones en emergencia y se podrá –asimismo– derivar a los pacientes a la especialidad y los exámenes que necesiten, dejando espacios libres en la Unidad correspondiente.

 

DRAMA HUMANO

 

Varias denuncias son las que se escuchan a diario en los pasillos del Hospital Obrero, desde la interminable espera por atención, hasta casos de maltrato, por parte de algún personal. La falta de espacio, se ha convertido en un problema aparentemente sin solución mientras crece la demanda de los servicios.

 

EL DIARIO constató el problema de hacinamiento en la referida Unidad del Hospital Obrero, el espacio que existe entre cama y cama no pasa de los 20 cm. Tan atiborrado de pacientes se encuentra el servicio que hasta el personal tiene dificultad en transitar libremente por la sala en razón a las precarias instalaciones.

 

Con la finalidad de resguardar la salud de los pacientes, los profesionales no tienen más opción que ofrecer algunas sillas y una mayoría utiliza los pasillos y las gradas de la infraestructura para esperar la consulta médica.

 

PACIENTES

 

René, un paciente de 60 años que esperaba ser atendido, expresó su molestia y preocupación por las condiciones que ofrece el hospital. “Si hoy está así de colapsado, ¿Cómo será cuando se aplique el Seguro Universal? aquí tener una cama es un privilegio”, indicó.

 

“Estoy tres semanas a la espera de una cama en el Servicio de Oncología, aquí solo me dan medicamentos paliativos para el dolor, mi temor es que mientras espero mi enfermedad avance”, declaró una paciente con cáncer cérvico uterino. En la Unidad se tiene pacientes con internación de más de tres semanas a la espera de una cama según la especialidad.

 

PACIENTES NO ACUDEN A CENTROS DE REFERENCIA

 

De acuerdo al personal de la Unidad de Emergencias del Hospital Obrero, se atienden problemas médicos que deberían ser resueltos en hospitales de primer y segundo nivel, e incluso en centros de referencia, tales como resfríos o similares, sin embargo, los pacientes acuden directamente al mismo en busca de ayuda y no a los indicados centros como corresponde en cuanto se tienen dolencias que no son de gravedad. “Nosotros no podemos negar la atención a un solo paciente, todos deben ser atendidos, pero el problema es que tienen que saber que hay dolencias que pueden ser resueltas en otros hospitales”, manifestó una funcionaria del nosocomio.

 

AUTORIDADES

 

Al respecto, el gerente general de la Caja Nacional de Salud (CNS) admitió que existe sobresaturación en la Unidad de Emergencias en hospitales del eje troncal del país. Dijo que a la fecha la entidad aseguradora no puede recibir mayor cantidad de pacientes. Frente al grave problema anunció la aplicación de un plan de contingencia que consiste en la compra de servicios en establecimientos de salud privados para descongestionar los diversos servicios de salud de la entidad aseguradora de los trabajadores.