Partido Obrero Revolucionario - Santa Cruz

 

FUERA EVO DEL PODER

 


Ni Evo ni Mesa ni otro politiquero, para avanzar en la lucha el Comité Cívico debe obedecer a los sectores populares y sus necesidades

 

Ya pasamos los 10 días del paro cívico en Santa Cruz, en todo el país la idea de Mesa y la 2da vuelta se ha esfumado hace mucho, los comités cívicos del sur (Chuquisaca, Oruro, Potosí, Tarija, Cochabamba) han dado la línea yendo hacia La Paz a presionar al gobierno y llevando a cabo el imponente cabildo nacional que ha definido con toda claridad ¡Fuera Evo y nada de segundas vueltas! ¡Independencia frente al gobierno y la vieja derecha!, es decir que ya no se quiere más volver al pasado inmediato de Evo ni al pasado que ya conocemos en sobremanera, el pasado de los viejos politiqueros.

En Santa Cruz el Comité cívico dirige la lucha erráticamente, un día dice una cosa y al otro cambia de parecer, esto porque no quiere quedar atrás de lo avanzados que están las ideas de los que están luchando en otras ciudades. Los cabildos que se han dado por lo general han sido cabildos organizados por el mismo comité y su gente en distintos lugares, en pocos lugares hubo cabildos realmente populares y participativos, los sectores populares, los barrios alejados si bien tienen todavía influencia del MAS, hay una gran tendencia que rechaza a Evo pero también a los cívicos a quienes reconocen como brazo operativo de los empresarios, no sienten al comité cívico como suyo a diferencia de lo que sucede en los otros departamentos que han tomado la delantera, sus comités cívicos son de organizaciones populares y que están permanentemente en lucha (maestros, obreros, campesinos, comerciantes, estudiantes, médicos, etc.). Esa es la gran diferencia entre quienes dirigen aquí y en el resto del país los comités cívicos.

Es urgente y necesario llevar a cabo asambleas y/o cabildos por sector, democráticas y participativas, donde podamos construir un pliego de demandas populares que incluya:

 

1. Fuera Evo del poder, independencia de los viejos y nuevos politiqueros

2. Estabilidad laborar para los trabajadores, salario mínimo vital con escala móvil.

3. Presupuesto suficiente para el sector salud construido sobre la base de sus necesidades. Salud gratuita financiada totalmente por las instituciones del Estado.

4. Educación fiscal, pública y gratuita en todos sus niveles, presupuesto suficiente para educación.

5. Lugares de venta estables y dignos, manejado por los gremiales, basta de segregación y expulsión de los comerciantes. Rechazo a la política impositiva del gobierno.

6. Incremento del presupuesto para la UAGRM y respeto a la Autonomía universitaria.

7. Autodeterminación de los pueblos originarios del oriente, respeto a su territorio y expulsión de empresas, terratenientes y colonos de las áreas protegidas y territorio indígena.

Sobre esta base debemos avanzar en la lucha, venga quien venga debemos organizarnos para alcanzar estos y otro objetivos regionales concretos sobre la base de las necesidades de los sectores en lucha.