Exembajador de Rusia niega acusaciones de acoso laboral, sexual y vínculos con FONDIOC

 

 

 

Cirilo Díaz Mamani, exembajador de Bolivia en Rusia niega las acusaciones que hiciera Jenny Tapia exfuncionaria de la representación diplomática en ese país. Las denuncias contra Díaz hacían referencia al maltrato laboral de la que Tapia fue objeto pero además las supuestas insinuaciones sexuales que hacía a algunas funcionarias de la oficina.

 

El ahora exembajador llegó hasta Cabildeo para pedir a Jenny Tapia pruebas de las acusaciones de las que fue objeto, asegurando que las mismas fueron realizadas en represalia por la exigencia laboral que hizo cuando asumió el cargo.

También desmintió tener algún parentesco familiar con el excanciller David Choquehuanca y que su familia fuera beneficiada ilegalmente de un traslado hasta ese país. Asegura que cumplieron todos los requisitos para su estadía en Rusia.

 

También desmintió que fuera procesado por el caso FONDIOC y aclaró que trabajó como técnico externo y sólo en dos proyectos, no siete como se denunció tras su designación como embajador. Señaló además que fue contratado por Jorge Choque, exejecutivo del Fondo Indígena y exsenador del MAS