Carlos Arze Vargas

 

Otro genio!! Hace pocos días el viceministro de pensiones Guillén hacía gala de estupidez afirmando que los trabajadores siguen trabajando hasta muy viejos porque "se siente fuertes". Ahora este otro -bastante atlético, por cierto- sugiere que la negativa a la canasta familiar de la COB es porque el gobierno está preocupado por el "sobrepeso" de los obreros (en un país donde hay niños y ancianos que se mueren de hambre, como el caso trágico de la pequeña Eva). Como saben que sus respuestas a las demandas contienen un discurso hueco e indefendible, recurren a justificaciones "filosóficas y metafísicas" cayendo en ridículo, estilo aprendido del más sabio de entre los mortales de Palacio, el que pronosticó que la luna se escondería... Guardando las distancias históricas, ambos comparten el cinismo de la frase de Auschwitz: "el trabajo os hace libres"..

 

 

 

Viceministro: La canasta de la COB contiene muchas calorías

 

Según la autoridad, el cálculo de ajuste de la COB basado en la variación de precios de la canasta es menor que la propuesta del Gobierno.

 

 

martes, 18 de abril de 2017

Archivo / Página Siete. Jaime Durán, viceministro de Presupuesto.

Página Siete  /  La Paz

 

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, observó que la canasta básica familiar de 8.309 bolivianos propuesta por la Central Obrera Boliviana (COB) contiene demasiadas calorías y contribuiría al sobrepeso de los trabajadores en el país.

 

 "Los estándares internacionales recomiendan que el consumo de calorías que debe tener una dieta balanceada  está entre 2.400 y 2.600 calorías,  la canasta de la  COB contiene  5.000 calorías. El problema es que cuando existe un consumo excesivo de calorías esto puede generar problemas relacionados con el sobrepeso, como problemas cardiacos y otras enfermedades”. explicó.

 

 Por esta razón, indicó Durán en una entrevista con radio Panamericana el pasado domingo, el Gobierno decidió no tomarla en cuenta para el cálculo del incremento salarial.

 

"En ese sentido, el criterio  que utilizaba la COB de que la canasta debe garantizar un consumo mínimo está mal calculado, y eso hemos demostrado desde el punto de vista técnico”, agregó.

 

En el mismo sentido, Durán sostuvo que, de calcularse  el incremento de acuerdo con la variación de los productos incluidos en la canasta, éste sería menor al propuesto por el Gobierno, que es  6% al salario mínimo nacional y de 5% al haber básico. "Otro de los elementos que hemos demostrado es que si uno utiliza la variación de precios de  esta canasta, el incremento debería ser del 3,3%; es decir, un incremento menor a la tasa de inflación”, remarcó.

 

La autoridad destacó que el salario mínimo, actualmente de 1.805 bolivianos, es suficiente para un trabajador joven, sin embargo, señaló que el porcentaje de trabajadores que perciben este monto es reducido y que el promedio salarial es de entre 3.000 y 4.000 bolivianos.

 

 Por su parte, el Ministro de Economía, Luis Arce, en una conferencia de prensa realizada ayer, admitió que ahora más miembros de la familia deben trabajar para poder sobrevivir con el salario mínimo nacional.

 

"Lo que hemos demostrado a los compañeros de la COB es que la vieja lógica de que había una sola persona que generaba los ingresos, de acuerdo con  la encuesta de hogares, ha ido perdiéndose. Normalmente en los hogares bolivianos ya son dos personas las que trabajan y aportan al hogar”, aclaró.

 

Ayer, mediante un comunicado, la Confederación de Empresarios de Bolivia (CEPB)  expresó su preocupación por haber sido dejados de lado en las negociaciones para el incremento salarial de este año, llevadas a cabo por la COB y el Gobierno.

 

"La entidad matriz del empresariado critica la difusión de propuestas con cifras que no responden a la realidad y muestran un desconocimiento de la situación del empresariado boliviano, que finalmente deberá asumir las decisiones que se tomen sobre este delicado asunto, señala el comunicado.