Ro Dro till URMA Chuquisaca

 

 

ii conferencia nacional ordinaria de la CTEUB
REVELA LA PUTREFACCIÓN DE LA BUROCRACIA 
ESTALINISTA

 

 

Por mandato del último Congreso Nacional del  Magisterio Urbano de Bolivia en sentido de hacer auditorías de por lo menos tres gestiones anteriores, una reunión de la Dirección Ejecutiva Nacional de la CTEUB de abril del 2016 dispuso la realización de una AUDITORÍA OPERATIVA. 

Los resultados son lapidarios y ponen al desnudo la manera abusiva, irresponsable y deshonesta con que han manejado los recursos de la Confederación provenientes de los aportes sindicales que, mes tras mes, se les descuenta a todos los maestros de Bolivia. Algunos de los datos más relevantes de esta auditoría son: 

** La escandalosa suma de 6.088.989,49 bolivianos se esfumaron en manos de los dirigentes nacionales de la pasada gestión sindical, sin que existan documentos de descargo que justifique cómo se ha gastado semejante cantidad de dinero. 

** Se constata que hay un sobreprecio en la construcción del Hotel de Magisterio, cuyo contrato con el constructor se firma por 6.359.853,12 bolivianos y los pagos realizados sobre pasan los 8.359.435,50 (sobreprecio de 1.999.582 Bs.). Se ha hecho avalúos técnicos de la construcción, uno de ellos ha señalado que el valor real sólo llega a 4.197.917 Bs. y existe la agravante de que la empresa constructora pretende iniciar un proceso penal a los actuales dirigentes con el argumento de que los anteriores le deben todavía un monto adicional. 

** Se evidencia que una donación danesa de 32.000 dólares americanos anuales jamás fue contabilizada en los ingresos de la Confederación y se manejó discrecionalmente en los bolsillos de los dirigentes, tampoco hay una rendición de cuentas sobre la manera cómo se han gastado esos recursos. 

** También la auditoría revela una planilla de entrega de fondos a los dirigentes con cargo a rendición de cuentas y que, hasta ahora, ninguno ha hecho sus informes correspondientes. Los montos más altos corresponden a Celso Ramos Porco por 1.103.470,98, Ciro Bozo Guzmán por 89.102,29. El total de estas entregas es de 1.384.532,01 Bs.

** Entrega de recursos para el funcionamiento de la Escuela Sindical, a cargo de , 483.645 Bs.; al Instituto de Investigaciones Pedagógicas, a cargo de Teresa Valenzuela 462.890 Bs. y al Consejo Nacional de Disciplina Sindical 707.340 Bs., cuya sumatoria asciende 1. 653.875 Bs., sin rendición de cuentas. 

** También el informe revela una relación de préstamos a muchas federaciones departamentales y regionales, una gran parte con el objetivo de construir sus sedes sindicales. El monto total por recuperar asciende a 525.477.39 Bs. Muchas federaciones han expresado que esos préstamos fueron tramitados por anteriores dirigentes y que, ahora, no están en condiciones de devolver a la Confederación. 

Este informe escandaloso corresponde solamente a una gestión (dos años). Es fácil imaginarse lo que ha ocurrido en más de 40 años de gestión de la Confederación en manos de los estalinistas (militantes del mal llamado Partido Comunista, ahora sirvientes del gobierno de Evo Morales). 

Es hora de que estos destructores del movimiento sindical docente que han pisoteado impunemente la democracia sindical, han perseguido sañudamente a sus opositores inhabilitándolos sindicalmente usando un Consejo Nacional de Disciplina Sindical servil, han traicionado las luchas de las bases poniéndose al servicio de todos los gobierno de turno, etc., rindan cuentas de todas sus fechorías. Por la salud del sindicalismo del magisterio urbano deben ser  ejemplarmente sancionados para que nunca más puedan acceder a ningún cargo sindical.

La II Conferencia Ordinaria de la Confederación de trabajadores de educación Urbana de Bolivia ha determinado: “Presentar a las bases de las federaciones departamentales y regionales toda la información detallada sobre los resultados finales de la AUDITORÍA OPERATIVA

 

“Establecer responsabilidades sindicales, civiles y penales, en base a los resultados de la auditoría externa a los ex dirigentes que tienen deudas pendientes comprobadas, en cumplimiento de Estatuto Orgánico de la CTEUB y el Reglamento del 
Consejo Nacional de Disciplina Sindical.”