Partido Obrero Revolucionario

Las elecciones y la democracia burguesas no solucionan nada

 


LOS POLITIQUEROS YA SE ENCUENTRAN EN PLENA CAMPAÑA, MINTIENDO Y SACANDO A LA LUZ MUTUAMENTE SUS TRAPOS SUCIOS.

 

No hay debate sobre los problemas fundamentales del país: su atraso, la miseria, los salarios de hambre, la desocupación masiva, el saqueo imperialista de nuestros recursos naturales, la diversificación de la economía, etc., etc. Parece un torneo de ladrones y mafiosos, tan pronto un opositor de derecha lanza una acusación contra un oficialista éste inmediatamente le retruca con una lista de actos de corrupción de connotados líderes opositores en el pasado y el presente.


El gobierno se ha colocado una coraza de cinismo minimizando las tropelías de los masistas y buscando encubrir la corrupción gubernamental con planteamientos demagógicos como el SUS o anuncios sobre grandes planes de desarrollo invariablemente a costa de la enajenación de nuestros recursos naturales a favor de la voracidad imperialista, mientras sin ningún rubor siguen hablando de su falsa nacionalización de los hidrocarburos.