Carlos Arze Vargas

 

den 4 januari kl. 23:17 · 

 

Qananchiri transfiere su culpa a los indígenas. El odio de la gente (incluidos muchísimos indígenas) no es a los indígenas y no es por que lo sean. El odio y el asco es a impostores como él y su jefe, a los que se han servido de los indígenas para hacer un gobierno que tiene, precisamente, a los indígenas como sus principales víctimas; es a los que se esconden detrás de la imagen indígena de Evo para gobernar con y a favor de las transnacionales...

 

 

Vicepresidente a indígenas: “El odio contra Evo es el odio contra ustedes”

 

 

04/01/2018-18:30
    

Vicepresidente a indígenas: “El odio contra Evo es el odio contra ustedes” 

El vicepresidente Álvaro García Linera participó de la posesión de las autoridades en Raqaypampa. Foto: Vicepresidencia

 

 

La Paz, 4 de enero (ANF).- El vicepresidente Álvaro García Linera llamó a los indígenas en Raqaypampa, Cochabamba, a defender el poder político, frente a las voces que no quieren a indígenas porque los consideran ignorantes o ladrones, porque los desprecian o los odian como al presidente, Evo Morales.

En el acto de posesión de las autoridades del Gobierno Indígena Originario y Campesino de Raqaypampa, la autoridad dijo que en el país se están levantando voces como la del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea que dijo que los indígenas son “ignorantes” o de otras personas que los señalan como “ladrones”.

 

“Hay gente que desprecia, son los hijos de los españoles, los hijos de los hacendados y los nietos que desprecian que un indígena sea presidente, que desprecian que  un alcalde sea de Raqaypampa, que desprecian la autonomía indígena, que desprecian su traje, su pollera, su sombrero y su idioma. Y quieren levantar cabeza”, afirmó.

 

Añadió que el objetivo, en primer lugar, es “tumbar a Evo (Morales)”, para que no haya indígenas gobernando Bolivia, luego “tumbar a senadores y diputados”, a alcaldes y gobernadores, “para que regresen los hijos de los patrones”, finalmente dijo que se les quiere quitar la tierra, el alma, el idioma para que “nunca más vuelvan a gobernar Bolivia.

 

/NVG