¡¡Viva la marcha nacional del magisterio urbano!!

 

 

Masas 2483 - Partido Obrero Revolucionario

 

Este lunes 13 de marzo arrancó desde Caracollo la marcha con la presencia del 100% de las federaciones (32)

 

LA MARCHA DEBE CONVERTIRSE EN PALANCA DE LA MOVILIZACIÓN DEL MAGISTERIO Y DE OTROS SECTORES

 


Ni la millonaria campaña del gobierno ni el sabotaje interno de los agentes oficialistas incrustados en el seno del magisterio deben debilitar la marcha nacional. Los objetivos que incorporan problemas generales que expresan los intereses de otros sectores debe permitir la generalización de la movilización.

 

La marcha nacional del magisterio urbano ha empezado acosada por el oficialismo en su intento de fracturarla desde un principio; ha sido y es víctima del fuego cruzado tanto de una brutal campaña publicitaria desde el Ministerio de Educación para amedrentar y desinformar a las bases y de las maniobras de los agentes incrustados en las bases para impedir que las unidades educativas y los sindicatos de base puedan nominar a sus representantes a esta movilización nacional.

 

De inicio, los oficialistas han pugnado porque la movilización se limite a objetivos puramente sectoriales con la finalidad de impedir su generalización a los otros sectores; ha sido una victoria que la Conferencia Nacional Extraordinaria de Cobija, además de los problemas educativos como la defensa del Escalafón Docente, el rechazo a la Ley 070 de reforma educativa y a  la R.M. 01/2017, se haya logrado incorporar en la plataforma de reivindicaciones puntos que también interesan a otros sectores, tales como la jubilación, el incremento de los sueldos y salarios, la defensa de la Caja Nacional de Salud, etc. De esta manera se abre la posibilidad de que la movilización del magisterio se generalice a los otros sectores cortando en seco la actitud dilatoria de las autoridades y exigiendo a la burocracia cobista movilice al movimiento obrero para lograr una solución inmediata a todos los puntos del pliego planteado oportunamente.

 

Se debe rechazar enérgicamente la interpretación capciosa que hacen los dirigentes de la COB en sentido de que la marcha es el inicio de una lucha sectorial del magisterio urbano, también rechazar la falsedad de que los pactos intersindicales son una suerte de paralelismo sindical. Si los sectores precipitan medidas de presión y buscan unificar sus luchas desde las bases a través de los “pactos” es porque la dirección oficialista de la COB goza de escasa credibilidad en las bases debido a su conducta errática frente al gobierno y debido a que en reiteradas oportunidades ha rifado las luchas de los trabajadores como en el caso del cierre de ENATEX.

 

El sector oficialista de la Confederación, al no poder frenar ya la marcha, se proyecta sigilosamente a controlarla apoyado en los distritos pequeños. No renuncia a la posibilidad de capitular frente al gobierno durante el desarrollo de la movilización para lo que ve necesaria tener una base social mayoritaria entre los marchistas para avalar sus maniobras y traiciones. En este sentido ha creado todas las condiciones (pago de las suplencias, de los pasajes de ida y vuelta, etc.) para que los distritos pequeños y alejados puedan estar presentes en la marcha con un número significativo de marchistas. La única manera de neutralizar esta maniobra es que los distritos más grandes como La Paz, Cochabamba y Oruro puedan garantizar una mayoría absoluta en esta movilización nacional.

 

Esta marcha debe servir como palanca impulsora de la movilización del magisterio nacional  y de los otros sectores que igualmente se sienten burlados por el gobierno. Se realiza en medio de mucho malestar social como consecuencias de la agudización de la miseria, de la corrupción generalizada en todos los niveles de la administración del Estado, de un franco proceso de desconocimiento de las conquistas fundamentales de la educación y del magisterio como el Escalafón Docente, de la aplicación abusiva de la reforma antieducativa “Siñani Pérez” y de la Resolución Ministerial 01/2017 que empeora dramáticamente la calidad de la educación en este país.

 

LAS MOVILIZACIONES EN TODAS LAS FEDERACIONES DEPARTAMENTALES Y REGIONALES DEBEN GENERALIZARSE Y PROFUNDIZARSE DE TAL MODO QUE PUEDAN ACORRALAR AL GOBIERNO Y A SU MINISTRO DE EDUCACIÓN. LA MARCHA NACIONAL DEBE CULMINAR CON UNA GRAN MOVILIZACIÓN POPULAR EN LA SEDE DE GOBIERNO PERMANECIENDO ALLÁ HASTA LOGRAR ARRANCAR, JUNTO A LAS BASES DE LOS DEMÁS SECTORES, TODOS LOS PUNTOS PLANTEADOS EN EL PLIEGO PETITORIO DEL MAGISTERIO Y DE LA CENTRAL OBRERA BOLIVIANA.